Salud

Rejuvenece tu cerebro con estos 8 tips

Lo primero que debes tener en cuenta, es comenzar a adaptarte a un correcto descanso. Sí, el funcionamiento óptimo del cerebro parte de utilizarlo a lo largo del día a nuestro favor. Pero debes ser consciente de que así como es la mejor herramienta, también necesita reposo.

Duerme mínimo 8 horas diarias, toma una siesta de 30 minutos en un punto medio del día y no comas nada pesado antes de ir a dormir.

Uno de los mayores errores es usar día a día al cerebro mecánicamente, sin permitirle al mismo que se regenere e innove dentro de sus capacidades. Por lo tanto cumple con actividades que ejerciten tu memoria, haciendo que aquello de lo que no te acuerdes no quede como un comentario pasajero. Estipula espacios del día y/o la semana para resolver rompecabezas, sudokus, juegos de mesa, etc. La tecnología lo permite aún más, así que descárgate aplicaciones que pongan a rejuvenecer tu cerebro.

Cuida de tu salud mental mientras haces ejercicio físico, ya que mantendrás en equilibrio tus condiciones individuales. Así como defines un tiempo para trabajar, estudiar y demás, estipula un tiempo para ejercitar tu cuerpo. Por espacio de, al menos, 30 minutos diarios, sal a trotar, realiza caminatas, practica calistenia, entre otros, y mucho mejor si lo haces en espacios nuevos cada vez. Esto oxigenará tu cerebro, a la vez te sentirás con mayor lucidez en las tareas diarias.

No descuides otro factor trascendental, así que aliméntate saludablemente, porque esto impacta directamente en tu cerebro. Recuerda llevar una dieta controlando la glucosa, rica en fibra y proteína, porciones de ensaladas y baja en grasas perjudiciales. Esto mejorará la digestión, ya que esta permite al cuerpo manejarse sin llenura o pesadez. Así, la energía con la que cuente el cuerpo, a partir de una buena digestión, será fundamental en la empleabilidad del cerebro.

Cuídate corporalmente, controlando las enfermedades, así como teniendo prevención de las mismas que puedan adquirirse hereditariamente. La hipertensión, obesidad mórbida o diabetes tienen un impacto directo en el riesgo de crear deficiencias cognitivas y daños cerebrales. Ya te recomendamos llevar una buena alimentación, así que cuida de aquellas enfermedades a las que puedas tener predisposición o las que adquieras ocasionalmente.

Mejora tus hábitos y controla o descarta tus vicios, ya que traen mayores consecuencias detrás de un gusto personal. Hablamos del cigarrillo, bebidas alcohólicas y el consumo de sustancias alucinógenas a las que, por varios motivos, recurren las personas. Estudios médicos y científicos, a lo largo de la historia, han determinado que estos hábitos traen consecuencias de deterioro cerebral. A corto, mediano y largo plazo, los síntomas son claros, así que prevenir en mejor que lamentar.

Como si fuera poco, presta ,atención a tu comportamiento y controla tus emociones, asimismo de la forma en que las transmites. Es claro, no es lo mismo sentir alegría, gozo, satisfacción, a sentir tristeza, ira o decepción. Procura cuidarte de las emociones mal llevadas, principalmente del estrés y emociones negativas, debido al cansancio mental que generan. Reacciona conscientemente, mantente bajo control, respira y anticípate positivamente a tus comportamientos.

 

Acerca del Autor

conexion

conexion

Adicionar comentario

Dar click aqui para hacer un comentario