Salud

Otra razón para no tomar demasiados antibióticos: te afectará más la gripe

Otra razón para no tomar demasiados antibióticos: te afectará más la gripe. Que tenemos un problema con el consumo de antibióticos cada vez queda más claro. Un artículo reciente nos da un argumento más: al tomar antibióticos, nos volvemos más susceptibles a la gripe. Lo que de primeras no tiene mucho sentido, ya que la gripe la provoca un virus.

La relación entre una cosa y la otra viene por una vía que también parece contraintuitiva: la flora intestinal. La microbiota que habita nuestros intestinos nos ayuda a protegernos de la infección de la gripe en nuestros pulmones.

Vamos a pararnos a explicar un poco el detalle, porque leído así parece que no tiene mucho sentido. Pero lo tiene. Resulta que una de las vías por las que nos protegemos de las infecciones víricas es produciendo unas pequeñas proteínas que dificultan, o incluso impiden, que los virus puedan llegar a entrar en las células.

El gen responsable de producir estas proteínas se activa gracias a los interferones de tipo I, unas proteínas que sirven de señal de alarma. Su función es preparar el cuerpo frente a infecciones víricas. Y hasta ahora se pensaba que únicamente las producían células del sistema inmune.

Pero resulta que no, que tejidos como la mucosa de las vías respiratorias y los epitelios pulmonares también las producen. Claro, que para hacerlo necesitan ser activadas. Y de eso se encarga nuestra microbiota.

Se encarga de producir interferón si está sana. El problema es que el consumo de antibióticos afecta a las bacterias beneficiosas de nuestro intestino, no sólo a las que nos pueden producir enfermedades. Así que, al tomar antibióticos nos estamos dejando indefensos frente a virus.

Si los antibióticos son necesarios, el efecto puede ser negativo pero es inevitable. Eso es obvio. Pero en muchos casos se toman antibióticos de manera innecesaria, y eso es lo que hay que repensar.

Por ejemplo, en el caso de la ganadería. Porque los responsables del artículo plantean que su descubrimiento funciona en la gran mayoría de mamíferos. El estudio se ha llevado a cabo en ratones, y el gen encargado de producir las proteínas de defensa son propias de roedores. Pero una versión muy similar, y que cumple la misma función se encuentra tanto en humanos, como en vacas y cerdos.

Así que el tratamiento profiláctico con antibióticos, una práctica tanto médica como ganadera que por suerte está cayendo en desuso, es la peor idea que se puede tener. La idea de que, por si se coge alguna infección bacteriana, lo mejor es dar antibióticos antes de que pase nada para estar preparado, nos deja – a nosotros y a las vacas, cerdos y demás animales de granja – listos para una infección vírica… que no es muy buena idea.

Acerca del Autor

conexion

conexion

Adicionar comentario

Dar click aqui para hacer un comentario