Eco Noticias

El calentamiento global pone en riesgo la producción de alimentos en diversas regiones del mundo

El calentamiento global pone en riesgo la producción de alimentos en diversas regiones del mundo. Investigación detecta la disminución de la producción agrícola debido a los efectos del cambio climático e indica cuáles áreas geográficas y tipos de cultivos están en mayor riesgo.

La temperatura superficial global ha venido aumentado en promedio 0,17 °C por década desde 1970, una velocidad superior a la de cualquier otro periodo desde la revolución industrial.

En este escenario, las ganancias de la producción agrícola están proyectadas a disminuir en condiciones climáticas futuras. Un estudio publicado en la revista Plos one en mayo de 2019 evaluó el impacto del cambio climático sobre la productividad global de los diez principales cultivos plantados – cebada, yuca, maíz, arroz, aceite de palma, canola, sorgo, caña de azúcar, soya y trigo – que proporcionan el 83 % de las calorías producidas en tierras cultivables. El análisis consideró datos históricos de clima (temperatura y precipitación) y datos compilados de 20.000 unidades políticas, que cubrieron el periodo entre 1974 y 2013.

Plantación de soya

Los investigadores descubrieron variaciones significativas en el rendimiento de esos cultivos, siendo observadas fluctuaciones entre -13,4% (aceite de palma) y 3,5 % (soya) en la productividad, lo que representa una reducción media del 1 % (-3,5 x 1013 kcal/año) en las calorías de alimentos consumibles. De forma general, los impactos en la producción de alimentos son negativos en Europa, África del sur y Australia, positivos en Latinoamérica y mixtos en Asia y Centro y Norteamérica. Entre los 53 países donde el índice de hambre es grave, alarmante o seriamente alarmante, 27 presentaron disminución en las calorías consumibles. De esta forma, en más de la mitad de los países con inseguridad alimentaria la disponibilidad calórica disminuyó.

Podemos concluir que el calentamiento global ya está afectando la producción de alimentos en muchos países, así como la obtención de calorías a partir de ellos. A pesar de la alta variación entre cultivos y regiones, esos descubrimientos pueden ser usados para orientar estrategias de manejo para la adaptación al cambio climático. Los resultados sugieren que el cambio climático no debe ser una preocupación futura, porque ya está aquí, y afecta tanto a grandes intereses agrícolas como a agricultores de subsistencia, y consecuentemente, a todos los que se alimentan.

 

Más información en:

Acerca del Autor

conexion

conexion

Adicionar comentario

Dar click aqui para hacer un comentario