Internacional

Advierten a imitadores de la chica que lamió el helado en Walmart: “Los perseguiremos”

Advierten a imitadores de la chica que lamió el helado en Walmart: “Los perseguiremos”. La broma de lamer un helado y retornarlo a un congelador de Walmart podría costarle caro a una joven de Texas y su novio. Sin embargo, las consecuencias -altas multas y hasta la cárcel para los adultos- no parecen ser una amenaza para otros cibernautas que, desde que el video se viralizó el video la semana pasada, comenzaron a imitarla.

Lenise Martin III, un músico de 36 años, fue arrestado luego de compartir un video en Facebook donde se le ve pasando la lengua por un envase abierto de Blue Bell y devolverlo al freezer en una tienda de Napoleonville, Luisiana.

A pesar de que Martin demostró que finalmente compró el helado adulterado, fue detenido por la policía de la parroquia de Assumption, acusado por publicar actividades delictivas y de manipulación de alimentos.

Martin permanecía en prisión a la espera de que un juez establezca su fianza.

“Desalentamos a cualquier persona a copiar este acto atroz. ‘Es ilegal. Es un riesgo para la salud de los demás. Perseguiremos a cualquiera que veamos hacer esto”, comunicó un portavoz de la Oficina del Alguacil de la Parroquia de Assumption.

Por otra parte, la semana pasada News One informó sobre otros dos videos similares dando vuelta en Twitter e Instagram.

El helado no parece ser el único protagonista en este “challenge”. Recientemente una mujer se filmó a sí misma haciendo gárgaras con un enjuague bucal y escupiéndolo de nuevo en la botella, que devolvió a los estantes de un Walmart en San José, California.

“Agradable, con menta y fresco. Gracias chicos, tengan un día increíble”, dice antes de pavonearse por el pasillo y salir de cuadro.

El origen de las imitaciones

El viernes pasado, la policía de Texas comunicó en Facebook que, luego de una intensa búsqueda a través de las redes sociales, logró identificar a la protagonista del primero video.

Se trata como una menor de 17 años oriunda de de San Antonio, que junto a su novio, abrió un envase de Blue Bell en Walmart y lo devolvió al congelador.

Según el código penal de Texas, un delito de segundo grado por manipulación de alimentos podría implicar entre 2 a 20 años de cárcel y hasta 10,000 dólares en multas.

Sin embargo, al tratarse de una menor de edad será juzgada a discreción del sistema de justicia juvenil.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca del Autor

conexion

conexion

Adicionar comentario

Dar click aqui para hacer un comentario