Tecnología

2019, un año de transición hacia máquinas que charlan entre sí

2019, un año de transición hacia máquinas que charlan entre sí. Entre robots, pantallas y carros autónomos, el CES dibujó el panorama de la transformación digital. Desde construcciones de realidad virtual que duplican objetos físicos, hologramas publicitarios de buena resolución que adornan las paredes y televisores que se enrollan y se esconden en su base hasta vehículos eléctricos inteligentes, robots autónomos subacuáticos, complementos robóticos aliviar dolores en las articulaciones y máquinas que se comunican entre sí para hacer de su casa un amigo más son algunos de los desarrollos más curiosos que se dieron a conocer durante el Consumer Electronics Show (CES).


Este evento, la mayor cita tecnológica de este lado del mundo, es sinónimo de caminar, de escuchar cosas asombrosas y de quedarse sin suficiente espacio para conocerlo todo, grabar y entender todo. Es una cumbre que ilumina el camino de las posibilidades para la innovación tecnológica y abre las mentes de sus asistentes a las fantasías futuristas más curiosas.

Durante una semana, se reunieron miles de expositores de más 150 países en Las Vegas, EE.UU., para encontrar aliados, llamar la atención y figurar en el panorama de las disrupciones que están por llegar. Estas son algunas.

Más velocidad

Asistentes, expertos y analistas coinciden en que el 2019 es un año de transición y la versión 52 del evento ratificó esa impresión con la llegada de anuncios concretos frente al uso comercial de las redes 5G y con la presentación de la primera computadora cuántica comercial del mundo, el Cv2X de Qualcomm y el Q System One de IBM, respectivamente.

Mientras que el 5G entregará velocidades entre 10 a 100 veces más rápidas que la navegación móvil actual, la computación cuántica generará capacidades de procesamiento que serán claves para la resolución de cálculos que otra podrían tardar décadas en resolverse.

Inteligencias más proactivas

Además de lo que pueda venir con la optimización y las mejoras de velocidad de transmisión de información que implican las redes 5G otro importante de acelerada evolución es el de la inteligencia artificial y su aplicación en la industria del consumo masivo.

Por una parte, los asistentes de voz se trasladaron de los celulares al los televisores, equipos de sonido, neveras y relojes, por otro, se presentaron máquinas y dispositivos con IA que se dedican a estudiar las rutinas humanas en cosas como el uso de la luz, el gasto del agua, el consumo de comida y hasta el cuidado de la ropa.

Pero más allá de la ejecución de acciones solicitadas a un Google Assistant o a un Alexa de Amazon, expertos creen que el calificativo de “inteligente” va más allá que procesar el lenguaje natural y se encamina hacia predecir y sugerir posibilidades para facilitarles la vida a los usuarios.

Entonces vimos conceptos que arrancan con cosas tan simples como una nevera que cuando se agota la leche pide a domicilio justo a tiempo para que el usuario no tenga que ir hasta la tienda a comprarla, hasta sistemas que permiten convertir un automóvil en un centro de entretenimiento multipantalla controlado por voz, que entrega mapas tridimensionales de navegación o estudia el rostro del conductor para emitir alertas en caso de somnolencia o distracción y puede frenar automáticamente al detectar que un peatón está a punto de cruzar un vía corriendo.

Acerca del Autor

conexion

conexion

Adicionar comentario

Dar click aqui para hacer un comentario